Las 4 reglas que no conocías en el deporte

¿Por qué meter un gol con la cabeza en el Hockey no cuenta? Este y otros puntos que no sabías ya tuvieron su capítulo en la historia deportiva

Andrew Shaw celebra un tanto que fue invalidado
Andrew Shaw celebra un tanto que fue invalidado (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO

Esas reglas, llámese futbol, beisbol; voleibol, hockey, etcétera, que, parece, 'nacieron para perder', tuvieron su momento de luz en algún punto de la historia y no sabías que existían.

GOL DE CABEZA... ¡EN EL HOCKEY! (pero no contó)

Recientemente, en las finales de la Conferencia Oeste de la NHL, Andrew Shaw, de Chicago Blackhawks, le dio el triunfo a su equipo en tiempo extra sobre Anaheim Ducks; sin embargo, los árbitros no validaron la anotación del canadiense porque no golpeó el puck con su bastón, el equivalente a una mano en el futbol.


LA REGLA DEL CUARTO OUT

En abril de 2009, en Phoenix, durante el Dodgers vs. Diamondbacks, se presentó una jugada que retrata esas reglas 'nacidas para perder' (u, de plano, olvidar).

Corredores en tercera y segunda, de Dodgers, un out; línea que cazó el pitcher de 'D'backs', ambos corredores salen a toda prisa, pensado que la pelota se va de hit, a tiro de piedra para que, con cualquiera de los dos, el lanzador logre el doble play.

Pero, el pitcher tocó al de segunda base; sin embargo, cuando tocó al jugador, el de tercera ya había pasado por el home. ¿Qué pasó? La carrera, en apariencia, no contaba porque, sin hacer pisa y corre, el hombre pasó por la caja registradora y el umpire validó la rayita, ya que llegó antes del toque en segunda: traducción, L.A. se quedó se quedó con la carrera por el desconocimiento de la regla del cuarto out.

El jugador partió antes de tercera; cuando eso pasa, es válido apelar la acción y la carrera es eliminada; es decir, pasó como un pisa y corre.

PENAL PARADO, PENAL QUE TE COBRAN

En la Bundeslliga, si cometes un penal y tu portero ataja, automáticamente te dan otro partido de suspensión. ¿Por qué? Aquí el caso.

En febrero pasado, Jerome Boateng, al minuto 16, del duelo entre Bayern y Schalke, en el Allianz Arena, derribó al delantero Sam en el área; penal y expulsión. Ya desde el manchón, Choupo-Moting cobró y Manuel Neuer la atajó, lo que derivó en un partido más de sanción para el defensa.

La regla estipula que el equipo con el penal a favor, si es que lo falla o ataja el meta, no sacó la ventaja y se penaliza contra quien vio la roja, quien impidió, en primera instancia, que el contrario lograse el tanto; "espero que esta regla sea anulada de inmediato. No tiene ningún sentido", dijo después el arquero alemán.

PELOTAS, INTOCABLES

El golf no tiene reglas desconocidas (salvo si no te interesa la disciplina); sin embargo, hay una puntual y simple que, en realidad, no influyó nada en el juego de Tiger Woods, el ejemplo.

En el BMW Championship, en la segunda ronda del hoyo uno, Tiger retiró un par de objetos en un terreno difícil y, accidentalmente, movió (o eso determinó la competición) su bola, le costó 2 golpes más; es decir, (de un doble bogey) 6 (marcador del hoyo) a 8.