Pachuca arranca el Clausura con derrota ante Toluca

Pachuca buscó el arco rival pero nunca con peligro latente en el área de los diablos, pues ni la incorporación del "conejo" en un tiro de esquina inquietaron a Talavera.

Pachuca

En los primeros 45 minutos fue un Pachuca diferente, muy distante al que jugó en el Apertura 2013, no sólo en hombres sino en funcionamiento. El control de los tuzos era abrumador; el maestro estaba superando al alumno pues Meza nulificó el planteamiento de Cardozo quien sólo veía un huracán blanquiazul pegando constante en su área.

La ofensiva hidalguense debutó en la liga mexicana, Freddy Pajoy y los ecuatorianos Colón y Valencia acompañaron en el ataque a Enrique Esqueda. "El paleta" cual novato peleaba todas, barría y se sacrificaba en recuperación. Las primeras de peligro llegaron por su cuenta.

El ex delantero del América ensayó disparo lejano pero Talavera estuvo atento y en dos tiempos sujetó la esférica. Minutos después el mismo Esqueda recibió con el pecho dentro del área y sin dejarla caer prendió el esférico intentando una media tijera que pasó apenas rozando el travesaño de la cabaña escarlata.

El arquero de los diablos era el mejor hombre para su equipo, en parte por sus atajadas pero también por el tiempo muerto que ganaba cuando una supuesta lesión lo aquejó, tres veces en la primera mitad; situación que le rompía el ritmo a Pachuca.

Con la parte complementaria en juego el cuadro toluqueño modificó su estrategia. Sus ataques eran a cuenta gotas pues preferían enfocarse de lleno en evitar la caída de su cabaña.

Aún así, Pachuca tuvo sus insinuaciones, la más clara por parte de Alex Colón con un disparo de zurda, el balón era difícil pues llevaba velocidad y colocación pero Talavera nuevamente salió avante y detuvo la esférica. Minutos después el ecuatoriano abandonaría la cancha junto a Esqueda para darle minutos a Edgar Andrade y Darío Carreño.

Los mexiquenses poco a poco fueron ganando terreno y de esa manera inquietaron a Óscar Pérez con ensayos fuera del área. "El conejo" no se vio sorprendido y mandó un par de balones a tiro de esquina.

Cuando el partido estaba parejo Pachuca perdió un balón en su campo por la izquierda que fue bien aprovechado por Miguel Ponce asistiendo a Pablo Velázquez; el actual campeón de goleo justificó dicho galardón pues la primera que tuvo se convirtió en gol.

La anotación del artillero paraguayo cayó como balde de agua fría para la afición tuza que llenó el Hidalgo y de inmediato se hizo notar con abucheos para su equipo. Pachuca buscó el arco rival pero nunca con peligro latente en el área de los diablos, pues ni la incorporación del "conejo" en un tiro de esquina inquietaron a Talavera.

"No era como queríamos iniciar, fuimos superiores pero no pudo entrar el gol, ahora hay que seguir trabajando y ganar confianza para el siguiente partido" Freddy Pajoy

"Sabíamos que Pachuca iba a buscar la victoria en su casa pero nosotros aprovechamos las situaciones que tuvimos y afortunadamente pude marcar pero todo es gracias al gran trabajo de mis compañeros" Pablo Velázquez.