Pachuca continúa sin levantar en casa

Atlante llegó al Huracán y con gol solitario de Roberto Gutiérrez cara a cara con El Conejo, derrotó a unos tuzos que apenas suman tres puntos de doce posibles en su propio campo.

Veracruz había caído ante Toluca, por lo que Atlante salió al Hidalgo en búsqueda de un resultado positivo.
Veracruz había caído ante Toluca, por lo que Atlante salió al Hidalgo en búsqueda de un resultado positivo. (Arturo González)

Pachuca

Sabiendo ya que Veracruz había caído ante Toluca, Atlante salió al Hidalgo en búsqueda de un resultado positivo. Un empate como mínimo, era la tarea que los dirigidos por Pablo Marini tenían.

Pachuca salió a vencer a sus propios fantasmas. Ha sido un torneo difícil en casa para los tuzos, sólo habían conseguido un triunfo de tres partidos, una cosecha de tres puntos muy pobre y contrastante con lo hecho de visita, rubro en el que marchan invictos.

El balón circuló considerablemente más tiempo en el campo de los potros, Dieter Villalpando le daba circulación al esférico por las bandas donde Jürgen Damm trataba de explotar su velocidad con la ayuda de Rodolfo Pizarro quien por cierto cumplía 20 años de edad.

Pero no contaban con que Atlante saldría a pararse con valentía en la madriguera tuza. No dejaban hacer nada en ofensiva a los hidalguenses; Enrique Esqueda, el centro delantero, no podía tocar siquiera la pelota en el último tercio de cancha, las opciones más claras fueron con disparos lejanos de Villalpando y de Buen.

Corría el minuto 25 y Atlante consiguió su cometido; José Guerrero mandó un pelotazo con toda la intención para Roberto Carlos Gutiérrez quien le ganó la espalda a los defensas y se enfrentó mano a mano con el "conejo". Óscar ganó la primera pero el rebote le favoreció al azulgrana y marcó así el 1-0 en el marcador.

No hubo reacción del Pachuca, al contrario, Michael Arroyo estuvo cerca de incrementar el marcador con un tiro libre que evitó Óscar Pérez con un buen lance.

Los hidalguenses intentaron recuperarse en el partido. No lo consiguieron, ni los ingresos de Valencia, Pajoy y Lozano pudieron ayudar siquiera para empatar un partido que los Potros habían planeado a la perfección. Seguían con la misma tónica, defendiéndose desde su parte ofensiva.

El ecuatoriano Valencia fue el mas cercano en el marco de Eder Patiño llevándose con un par de fintas a los zagueros del Altante y disparando a la salida del guardameta quien sólo tuvo que poner el cuerpo para evitar que su marco fuera transgredido y conseguir así la victoria.

"Fue un triunfo muy importante, sabíamos que Veracruz perdió y eso nos obligaba a sacar un buen resultado, esto nos da confianza para seguir en la lucha por la categoría". Dijo Luis Venegas al término del encuentro

"Estamos enojados, hay que ver en qué hemos fallado, no podemos sacar el resultado en nuestra cancha, tuvimos oportunidades pero no pudimos reflejarlas en el marcador". Manifestó Enner Valencia notablemente molesto

Pachuca suma así, su tercer descalabro en el estadio Hidalgo mientras que los Potros de Hierro se vuelven a meter en la pelea pos no descender.