No habrá demanda civil contra Pistorius

Barry y June Steenkamp, padres de la novia de Pistorius, decidierón no demandar al atleta y devolder el dinero que por meses les dio

Oscar Pistorius
Oscar Pistorius (AP)

Ciudad de México

Los padres Reeva Steenkamp no presentarán una demanda civil contra Oscar Pistorius por el asesinato de su hija y le devolverán el efectivo que el deportista les entregó durante meses porque no quieren su dinero, dijeron el miércoles en un comunicado leído en voz alta durante la audiencia de condena del atleta.

Barry y June Steenkamp devolverán los cerca de 10.000 dólares que Pistorius les entregó en pagos mensuales durante casi dos años para ayudarles con sus gastos cotidianos, dijeron en un comunicado que inicialmente hizo público su abogado.

El abogado que lidera la defensa del deportista, Barry Roux, leyó más tarde un comunicado ante el tribunal que decía que Pistorius había entregado ese dinero "incondicionalmente" y que no lo quería de vuelta.

Pistorius, de 27 años, fue condenado el mes pasado por homicidio imprudente en el asesinato de su novia. Podría enfrentarse a una pena de años de cárcel o bien a una multa y una condena de prisión suspendida.

Las revelaciones sobre los pagos que el atleta olímpico realizó a los Steenkamp se conocieron el martes durante la vista de sentencia del caso. El fiscal jefe dijo que los Steenkamp habían rechazado otra oferta de Pistorius de 34.000 dólares y la consideraron "dinero de sangre".

"Cuando los padres estuvieron al tanto de la oferta, la consideraron con cautela pero decidieron, por varias razonas, que no querían ningún pago más del señor Pistorius", dijo el comunicado del abogado de los Steenkamp. "Esta es la razón por la que nos dijeron que no se admitiría una demanda civil".

Pistorius fue condenado por actuar de forma negligente en la muerte de Steenkamp, cuando le disparó a través de la puerta del baño el 14 de febrero de 2013, pero fue absuelto de asesinato.

El dinero que dio a los padres apareció públicamente por primera vez en el informe de un trabajador social que testificó para la defensa, que buscaba mostrar que Pistorius tuvo remordimientos por lo que afirma que fue un asesinato accidental que no debería llevarlo a entrar en prisión.

La fiscalía mantiene que Pistorius debería ingresar en la cárcel basándose el nivel de negligencia mostrado cuando disparó cuatro veces a través de la puerta con su pistola del calibre 9 mm.

El abogado Dup de Bruyn dijo que también había aconsejado a Barry y June Steenkamp que permaneciesen "neutrales" con respecto a la condena a Pistorius pero dijo que la pareja se sorprendió cuando el abogado de la defensa planteó el asunto de los pagos ya que el atleta les había pedido que fuesen confidenciales

Los padres aceptaron los pagos mensuales de 550 dólares de Pistorius desde marzo de 2013 — semanas después del tiroteo mortal a su hija— hasta el mes pasado porque tenían "dificultades financieras", dijeron. Reeva Steenkamp, modelo e incipiente estrella de programas de telerrealidad, había ayudado a sus padres económicamente.

De Bruyn dijo que se había acercado al equipo legal de Pistorius para un posible acuerdo civil. Fue entonces cuando aparentemente Pistorius ofreció 34.000 dólares tras vender lo que dijo era su último activo, un coche. Los padres lo consideraron y lo rechazaron.

El atleta de fama mundial tuvo que vender muchos de sus bienes, incluyendo la casa en la que fue asesinada Steenkamp, para pagar a su equipo legal durante el largo juicio.

La juez Thokozile Masipa decidirá la pena a Pistorius después de que el mes pasado lo declarase culpable de homicidio imprudente. La magistrada podría condenar al atleta olímpico con las dos piernas amputadas a hasta 15 años de prisión o podría imponerle una sanción económica y una sentencia de cárcel suspendida. El arresto domiciliario es también una opción, y ha sido sugerido por dos trabajadores sociales que declararon en favor de la defensa durante la audiencia de esta semana.

Argumentando que ya había sufrido emocional y financieramente, los abogados de Pistorius pidieron indulgencia a la juez y han citado a trabajadores sociales que testificaron que tres años de arresto domiciliario y trabajos para la comunidad serían una condena ajustada.

El fiscal jefe, Gerrie Nel, reaccionó con incredulidad a la recomendación de una de las trabajadoras sociales, Annette Vergeer, diciendo que supervisión penal y 16 horas de servicios comunitarios al mes era una condena "sorprendentemente inapropiada".

"Ni siquiera puedo considerarlo", dijo Nel.