Cuando Nadal es humano

Para Sofi, por su tercer lugar apesar de la caída

Rafa Nadal frente Pablo Carreno
Rafa Nadal frente Pablo Carreno (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Rafael Nadal, el más grande jugador que haya pisado la arcilla, el ganador de nueve Roland Garros, el tenista conmarca de 321-25 en juegos de tierra batida desde que tenía 16 años, el guerrero que ganó ocho veces seguidas el abierto de Montecarlo, perdió el sábado en las semiinales de un torneo de segundo nivel en Brasil.

Rafael Nadal tenía 52 semifinales consecutivas ganadas en polvo de ladrillo. En Río de Janeiro estaba buscando su título 46 en arcilla para emular a Guillermo Vilas.

Su rival parecía de poca monta, el italiano Fognini, un tenista de ranking 28, pero jamás había vencido a un top five mundial en 23 ocasiones que se le había presentado esa oportunidad.

Sin embargo, lo que pasó el sábado en la noche en Río de Janeiro será recordado más por la actitud de Rafael Nadal que del marcador en sí.

Estando delante 6-1, 2-1, elespañol recibió un warning por parte del juez de silla por tomarse más tiempo del reglamentario. Cabe señalar que el mallorquín es conocido por tener un ritual entre punto y punto que incluye pedir la toalla, tocar cada uno de sus oídos y nariz, acomodarse el short, votar varias veces la pelota, todo cada vez que va a realizar un saque.

Después de ese warning, Nadal empezó a jugar apresurado y mal. En el cambio del lado en el 5-2, el español hizo lo que nunca se le había visto, empezó a reclamarle aljuez de silla haciéndole saber que era el único juez que lo presionada de esa manera.

Inclusive le llegó a decir: "No me arbitres más, no puedo contigo". Es importante recordar que en el partido anterior de Nadal, el mismo juez de silla no le permitió cambiarse el short, y en Londres en 2010 también tuvieron un encontronazo que llevó a Nadal a solicitar la presencia del supervisor del ATP y decir:"Ya no quiero jugar".

Fuera de concentración, el ambiente ya no fue el mejor para Nadal. Después del enfrentamiento con el juez de silla, empezó a reclamar a las edecanes para que quitaran el ventilador, posteriormente dejó de correr y prácticamente tiró el partido.

Prueba de ello es que en el set point a favor de Fognini para empatar el partido a un set por bando, estando Nadal al servicio, cuando el italiano devolvió, Nadal ni siquiera hizo por la bola, sino que se dirigió a su silla, algo que el español no había hecho jamás.

Nadal, el tenista más combativodel circuito, el hombre que hasacado partidos prácticamente dela derrota, el que podía ir ganando6-0, 5-0, 40-0 y aún así corría por una dejadita, tiró -por primera vez en su carrera- un partido.

No debe ser fácil para Nadal digerir una derrota así, sobre todo para un hombre que está acostumbrado a ganar. Pero lo que se vivió el sábado también nos enseña que hasta el atleta más fuerte mentalmente, puede ser susceptible de un entorno adverso.

Por lo pronto habrá que esperarla evolución de Nadal en los siguientes torneos. Pero lo que sí es un hecho es que con el nivel de tenis que ha demostrado en estos primeros dos meses, Nadal tendrá que mejorar mucho si quiere mantenerse entre los primeros cinco del ranking mundial, máxime con la evolución de otros tenistas que empiezan a demostrar que están listos para el relevo generacional como Dimitrov, Nishikori, Cilic, además de la propia élite del tenis como Djokovic, Federer y Murray.

Por último diría que dudo que Fognini pueda repetir esa victoria contra Nadal. Si vuelven a jugar 10 veces Nadal ganará nueve cuando menos. Pero la imagen de un español desesperado, acalambrado de repente, lento, disperso, tibio e incluso conformista, quedará en el recuerdo de los aiciona dosal tenis.

ABIERTO DE ACAPULCO

Este lunes inicia el Abierto de Acapulco con dos bajas sensibles: Juan Martin del Potro, ganador del US Open 2009 y Marin Clic, ganador del US Open del 2014.

Estos dos tenistas son los únicos que han ganado el US Open desde hace 12 años sin que el trofeo haya ido a parar a manos de los cuatro fantásticos (Nadal, Federer, Djokovic y Murray).

Aún así, la participación de Dimitrov y Nishikori, junto con Sharapova, ha hecho que prácticamente no haya un solo boleto para este evento, algo que demuestra que el deporte está por encima de la violencia.