México vs EU, fue innecesario e irresponsable

El duelo amistoso entre México y Estados Unidos, fue un partido en el que el “Tricolor” tuvo poco que ganar y mucho que perder.  


Esquivel sale de la cancha cabizbajo por la derrota de México ante Estados Unidos
Esquivel sale de la cancha cabizbajo por la derrota de México ante Estados Unidos (Mexsport)

Enviada, San Antonio

Innecesario, así se puede calificar el duelo entre Estados Unidos y México del miércoles. Algunos, podrían ser más severos y ponerle el término de irresponsable. La razón es sencilla: México tenía poco que ganar y mucho que perder. Entre lo rescatable estaba el que Miguel Herrera terminara de detallar sus dos listas de cara a la Copa América y Copa Oro.

Tenía que ver a ciertos jugadores, como el caso de Cirilo Saucedo, quien ha tenido una excelente campaña con los “Xolos”, que entra en la tan apretada competencia por un puesto en el Tri.

Ahí están esas dudas razonables en torno a este apretado duelo. Del otro lado, del más arriesgado, no se puede poner en juego el orgullo futbolero del mexicano, maltrecho, por cierto, en los últimos años cuando se trata del clásico de la Concacaf.

Y es que, hasta las estadísticas estaban en contra. México no le ha ganado desde

2011, cuando José Manuel de la Torre era el técnico, cuando todo salía bien, aquel día en que se obtuvo la Copa Oro y Giovani dos Santos deleitó con un golazo.

Pero el Tri actual no estaba para eso, porque se armó una selección con lo poco que le prestaron al Piojo; Chivas y Cruz Azul enfurecieron ante la noticia, no cedieron a todos los futbolistas solicitados, porque Marco Fabián y Miguel Ponce no se vistieron de verde como se pretendía; incluso, los rojiblancos notificaron que los que sí cedió, tenían que jugar medio tiempo, pues dos días después disputarán la Jornada 14 en la Liga.

Y para colmo, Matías Vuoso no tenía listos sus documentos para viajar. Pero para esos días ya todo estaba puesto sobre la mesa, no había marcha atrás. Casi 2 millones de dólares, dicen, le tocan al Tri por este duelo, la taquilla y otras ganancias fueron para los de casa.

En el primer tiempo el Tri mostró destellos de que quería lucirse, pero para el complemento se desplomó. Con ganas, pero sin conjunción por el poco conocimiento entre ellos.

Entonces, llegó la debacle con dos goles que dejaron como lección que en este tipo de encuentros, no se puede llegar con un cuadro improvisado.

Ya al final, algo había que señalar para aminorar el coraje y frustración de la burla por el “dos a cero”, que coreaban fuerte los presentes en el Alamodome. Y ahí estaba la cancha, muy dañada y a la orden de todos los mexicanos.

No lo pusieron de pretexto ni los jugadores ni el entrenador nacional. La derrota es parte del juego, y cuando se trata de equipos como Bielorrusia, caer no duele tanto como cuando el enemigo es el de las barras y las estrellas.

Después del duelo, todos los futbolistas del Tri lo dejaron claro, unos se notaban apenados con la tribuna, otros tristes por el desempeño colectivo y hubo quienes lamentaron también su participación individual.

Ojalá que después de todo, en verdad el partido sirviera para redondear las convocatorias del Piojo Herrera, que algo haya dejado en lo deportivo y no solo en lo económico.