Margarita Zavala, entre goyas y huelums

La ex diputada federal tiene los deportes como una de sus pasiones, sobre todo el futbol americano, que le gustó desde pequeña en Ciudad Universitaria 

Margarita Zavala en entrevista con La Afición
Margarita Zavala en entrevista con La Afición (Iván López )

CIUDAD DE MÉXICO

Más allá de ser una mujer reconocida por su labor en la política, Margarita Zavala es también gran aficionada a los deportes; siendo la quinta hija de siete, reconoce que este gusto la acompaña desde la infancia, cuando compartía con sus hermanos su pasión por los emparrillados, como hoy lo hace con su familia. 

¿Cuál es su afición, el deporte que sigue normalmente?

Me gustan todos los deportes, me gusta mucho el basquetbol, el futbol, y al que soy bastante aficionada es al futbol americano, mis hermanos jugaban ahí en Pumitas; entonces, durante muchos años mis veranos eran en Ciudad Universitaria, por eso quiero tanto a la UNAM. Entre goyas y huelums fue dándose mi vida deportiva. Y el basquetbol era un deporte que la escuela donde iba (La Asunción) fomentaba mucho y lo sigo practicando, o sea sí tengo una canasta.

¿Cómo nació su afición por los deportes?

Soy de familia grande, la quinta de siete hermanos y todos éramos más o menos deportistas, mis papás siempre nos fomentaron eso. Además, creo que el deporte es un gran instrumento que tenemos los seres humanos de cualquier edad para aprender a hacer equipo, a perder, a ganar, y a tener estrategias.

¿Qué recuerdos tiene de su primer contacto con el deporte?

El futbol americano fue especialmente el que más veía de chica, recuerdo un partido Cóndores-Águilas, que era un clásico Universidad-Politécnico, esas fueron mis primeras idas a los estadios, en Ciudad Universitaria.

¿Qué equipos le gustan?

Dicen que soy una oportunista, pero en realidad me quedé sobre todo con los Acereros; además, cuando hubo una (reunión del G-20) en Pittsburgh fui a conocer el estadio y por cómo me recibieron, les tengo un gran cariño. Luego seguí mucho a los Jets por Mark Sánchez, quien ahora es quarterback de Filadelfia y, obviamente, a los Patriotas, como vivimos ahí (en Boston) un año y medio fui de las que dijo 'se le va a los Medias Rojas (de MLB) y a los Patriotas este año'. 

¿Cuál es su opinión sobre el Deflategate en la NFL?

Los cuatro partidos de suspensión para(Tom) Brady fueron pocos, pensé que iba a ser la temporada completa, que en él hubiera sido un castigo muy grande por la edad. Es un tema jurídico interesante, (la NFL) se mide porque si lograra probar lo contrario, él podría demandar a la Liga; entonces, también son cuidadosos en los castigos, porque el riesgo, si no lo llegaran a probar completo, es enorme. Además es un tema de reputación muy fuerte, Tom Brady es alguien que en cuestiones de dinero tiene mucho y que se bajó el sueldo para que pudieran comprar a otros jugadores y su afición le compensará lo mucho que ha hecho por ellos.

¿Qué momentos deportivos han marcado su vida?

Acababan de morir (Francisco) Blake (secretario de Gobernación), Felipe Zamora (subsecretario de Gobernación) y otras ocho personas que estaban en el helicóptero, fui días después a los Parapanamericanos (de Guadalajara 2011), les daban la medalla y un muñequito de peluche y Gus (Gustavo Sánchez), quien ganó en natación, me regaló el muñequito, cuando fui a felicitarlo me dijo: 'para las personas que están tristes', fue muy emotivo ese momento: que él tuviera tiempo para suponer que estaba triste por ello, se me hizo de gran corazón.

¿Cómo se vive la afición por el deporte en su familia?

La verdad es que pesa más lo de los hijosy su afición, ya le voy al Pachuca, porque mi hijo Luis es totalmente un aficionado, también Juan Pablo; mi hija, la mayor, le va a Pumas, y el papá (Felipe Calderón) a Monarcas, por supuesto. Pachuca me parece un equipo muy bonito, tiene un proyecto muy interesante en términos deportivos y, por ejemplo, no genera una afición en contra, no hay antituzos, es un equipo amable.