Indudable: los número uno

México y Paola Longoria arrasaron en el raquetbol en los Juegos Centroamericanos al cerrar con otras dos preseas de oro, ganando las seis que estaban en disputa

Equipo de Raquetbol
Equipo de Raquetbol (Mexsport)

Veracruz

Un cierre dorado tuvo la delegación mexicana de raquetbol al ganar las modalidades de equipos femenil y varonil y quedarse con los seis metales en contienda de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014.

Paola Longoria y Álvaro Beltrán fueron los encargados de sellar los triunfos de los equipos, pero en lo individual arrasaron con las medallas de oro al llevarse cada uno tres preseas áureas tras ganar las pruebas de individual, parejas y equipo.

En la final femenil, Samantha Salas abrió la final por equipos y ganó por doble 15-10 a la guatemalteca María Rodríguez; Salas batalló durante el partido, pero supo corregir en ambos sets para poner adelante a México 1-0.

Luego tocó el turno a Longoria, que entró "en segunda" –como ella dijo- para el juego y concedió a Ana Martínez un 15-9 en el primer parcial, siendo la mayor cantidad de puntos a una rival durante todos los JCC.

Para el segundo set Longoria se mostró más agresiva en la cancha y cerró el partido con marcador de 15-1 logrando el oro para México.

"Era el compromiso, me voy contenta, satisfecha, agradecida con todos, el ver la tribuna repleta es la mayor satisfacción con la que me voy.

"En este partido como que arranqué en segunda, creo que fue un poco lo complicado y son 10 días de competencia, mantener el nivel es complicado y de alguna manera pues la lesión que tengo ahí, pero en el segundo set ya pude jugar contundente, agresivo que era la estrategia para estos Centroamericanos", indicó la número uno del tour profesional femenil.

Los hombres también fueron contundentes en su final. Daniel de la Rosa ganó por 15-7 y 15-9 al costarricense Andrés Acuña, para luego ceder la cancha al experimentado Álvaro Beltrán, quien sentenció la ronda por equipos y ganó el oro, por 15-7 y 15-10 ante Felipe Camacho.

"Feliz, satisfecho de haber logrado el objetivo, porque si hubiera ganados dos oros y una plata me hubiera ido de los JCC como si hubiera perdido todo, entonces muy contento, ahorita todavía no lo asimilo aún, pero sé que cuando llegue a mi cuarto sé que voy a sentir la felicidad de lo que he logrado", señaló el jugador de 36 años.