La singular dupla de Toro Rosso

El francés Pierre Gasly y el neozelandés Brendon Hartley, que se conocieron el miércoles, serán los pilotos de la escudería este fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Pierre Gasly y Brendon Hartley
Pierre Gasly y Brendon Hartley (Tomada de Twitter @ToroRossoSpy)

Ciudad de México

El equipo Toro Rosso tendrá una nueva pareja de pilotos por segunda semana consecutiva. Después que el neozelandés Brendon Hartley debutó en Fórmula Uno el domingo anterior en el Gran Premio de Estados Unidos, repetirá en México, pero ahora junto al francés Pierre Gasly, quien retomará su lugar en el equipo, en lugar del ruso Daniil Kvyat, aunque la última vez que había competido en la máxima categoría, hace tres semanas, el otro asiento de la escudería era del español Carlos Sainz.

Una muestra de lo que ha sucedido en el otro equipo de Red Bull en las últimas semanas, cuando Kvyat perdió su puesto, que solo recuperó porque Gasly se marchó a disputar el final de la Súper Fórmula japonesa, y Sainz se marchó a Renault, por lo que su asiento quedó vacante.

Como ejemplo, el neozelandés de 27 años y el francés de 21 hablaron por primera vez el miércoles: "Acabo de conocer a Pierre y es agradable, tiene experiencia en Fórmula Uno, en prácticas y ya en dos carreras, estuvo cerca de ganar la Súper Fórmula este año, así que es algo bueno tener un compañero así, para trabajar y luego intentar vencerlo, no hemos corrido juntos, todo será nuevo y aprenderemos".

Gasly había estado en el radar de Red Bull por varios años, con los títulos de la Eurocopa Fórmula Renault 2.0 en 2013 y el de la GP2 la temporada anterior, pero recibió su primera oportunidad en la máxima categoría con Toro Rosso hasta el Gran Premio de Malasia en octubre, cuando terminó en el lugar 14 y una semana después en Japón, cuando mejoró un puesto, donde se quedó para buscar el título de la Súper Fórmula, lo que lo obligó a faltar en Austin.

"Es bueno estar de regreso, la F1 siempre ha sido mi sueño, mi meta y es una gran oportunidad terminar la temporada con Toro Rosso, espero hacer el mejor trabajo posible, estoy motivado y haré lo que está en mis manos para ofrecer las mejores carreras para el equipo y tomar tanta experiencia como sea posible para mi futuro", explicó a La Afición.

La llegada de Hartley al Gran Circo fue poco común. Sin Gasly ni Sainz para Estados Unidos, la escudería buscaba un piloto para acompañar a Kvyat y optaron por el neozelandés, que había sido conductor de pruebas para el equipo hace siete años y que milita en el Campeonato Mundial de Resistencia, donde es líder, después de coronarse en 2015.

"Ha sido muy extraño, Austin fue una gran sorpresa para mí y para todos los que siguen la Fórmula Uno, nadie esperaba que yo estuviera ahí y tener otra oportunidad en México es increíble, fue una curva de aprendizaje, llegué poco preparado, porque no había manejado un auto de F1; de hecho la última vez que había estado en un monoplaza fue en 2012, pero por el otro lado, al trabajar en la LMP1 con Porsche, con un auto que también es complicado, me sentía listo, fue un reto, pero esta categoría no debería ser fácil", señaló.

Hace unas semanas, Hartley, junto a sus compañeros en Porsche, se llevó el triunfo por segundo año consecutivo en el Autódromo Hermanos Rodríguez en la categoría principal del WEC, un antecedente que espera que le sirva en la carrera de la máxima categoría.

"Tener experiencia en el circuito ayuda, el mayor reto es entender el auto, las llantas, los carros de Fórmula Uno son complicados, por las reglas son difíciles para los pilotos y eso quedó claro cuando manejé en Austin, tengo un gran reto por delante, pero estoy relajado, intento no pensar en que es el sueño que tengo desde niño, y solo enfocarme en hacer el mejor trabajo posible, porque es lo más importante".

SE UNEN AL CASTING

Toro Rosso es uno de los pocos equipos que no ha confirmado alineación para la próxima temporada, y ante la gran cantidad de opciones disponibles, Gasly no duda en alzar la mano para correr todo el 2018.

"Haré todo lo que pueda para asegurarme de tener uno de los asientos, mi objetivo y mi sueño es estar en F1, intenté hacer todo desde que empecé en go-karts y en los últimos años he conseguidos algunos títulos, y he sido segundo en otros campeonatos, he presionado para que ocurriera y seguiré haciéndolo para quedarme con un lugar".

Misma aspiración de Hartley, aunque prefiere no anticiparse, porque en México apenas cumplirá su segunda carrera en el Gran Circo.

"Claro que me gustaría, pero no hago esas preguntas, no pienso en eso, solo en este fin de semana, en disfrutarlo, tomar toda la experiencia que pueda de los que conozca en el paddock, pero si hay una oportunidad, levantaré la mano".