Los pilotos de F1 que se enamoraron de México

La capital del país es capaz de flechar a primera vista, y los volantes de Fórmula 1 no fueron la excepción

Los pilotos de Fórmula 1 disfrutaron de la Ciudad de México
Los pilotos de Fórmula 1 disfrutaron de la Ciudad de México (AFP / Imago7 / Red Bull)

Ciudad de México

El Gran Premio de Fórmula 1 regresó a la Ciudad de México después de 23 años, convirtiéndose en el mejor del 2015 según la FIA (Federación Internacional del Automóvil).

Prueba del encanto de la capital del país, fueron las visitas que tuvieron los pilotos más famosos a diferentes lugares turísticos de la capital.

Durante el primer día, Daniel Ricciardo, de la escudería Red Bull, realizó un recorrido por avenida Paseo de la Reforma y el Centro Histórico para llegar a Garibaldi, lugar en el que probó diferentes platillos típicos y exóticos de México, pero el chile no fue lo suyo, ya que para contrarrestar lo picante se la pasó tomando agua; a pesar de ello, el 'mariachi' australiano no dejó de expresar que su visita fue muy placentera.

"México es muy bonito, he visto algo de la ciudad y ha sido agradable dar una vuelta, tiene muchos lugares distintos, pero lo más importante es que la gente parece muy feliz, es muy agradable; cuando entré a Fórmula Uno solo iba al circuito y al hotel, ahora intento disfrutar más de los lugares a los que voy".

Valtteri Bottas fue otro de los pilotos que disfrutó de Garibaldi quien, junto a Ricciardo, probó por primera vez el famoso guacamole y los chapulines; fue de esta manera que los dos disfrutaron de su estancia al son de mariachi.

Por su parte, el campeón F1 2015, Lewis Hamilton, demostró sus habilidades en la lucha libre, pues en una función en la Arena México se enfrentó a Místico; además, retó en el futbolito al luchador mexicano y al delantero de las Águilas del América, Oribe Peralta. El británico en todo momento se mostró con una gran sonrisa.

Otra de las paradas que un turista no se puede perder es Xochimilco, y fue así como llegó la escudería Toro Rosso, que estuvo de visita con sus pilotos Carlos Sainz y Max Verstappen quienes, con un atuendo muy 'ad hoc', lucieron el sombrero típico de mariachi para embarcarse en una trajinera decorada con el nombre del equipo.

El Gran Premio de la Ciudad de México fue para Nico Rosberg, de Mercedes, la auténtica y original premiación: "hola México, es sorprendente, el público mexicano es absolutamente grandioso y muchas gracias por el apoyo. ¡Viva México!".

Fue así como los diferentes pilotos tuvieron una buena experiencia en el Gran Circo de la urbe mexicana, donde regresarán este fin de semana y sentirán nuevamente el calor de la afición azteca.