PREVIA: La última vuelta de Hamilton y Rosberg

Con una diferencia de solo 12 puntos en el campeonato, Nico Rosberg y Lewis Hamilton definirán al campeón de Fórmula Uno en el Gran Premio de Abu Dabi

Hamilton y Rosberg, la última vuelta
Hamilton y Rosberg, la última vuelta (AFP )

Ciudad de México

El campeón de la temporada 2016 de la Fórmula Uno se decidirá hasta la última carrera, y tal vez en la vuelta final, el domingo (7:00 CdMx) en el Gran Premio de Abu Dabi.

TE RECOMENDAMOS: Lewis Hamilton largará primero en Yas Marina

Desde el inicio de la campaña las previsiones eran que Mercedes dominaría de principio a fin, como ha ocurrido, pero pocos imaginaron que el año no sería un paseo para el inglés Lewis Hamilton, como sucedió en 2014 y 2015, tampoco para el alemán Nico Rosberg, a quien ya se apuntaba como candidato a su primer título.

La pelea ha sido exclusiva de las Flechas plateadas, pero el campeonato ha sido una montaña rusa, con dominio del germano al inicio de la campaña y en el arranque de la segunda mitad, y con el británico imponiéndose justo en el ecuador de la temporada y en este cierre.

Ese intercambio de golpes ha dejado todo listo para el desenlace cuando llegue la bandera a cuadros. Hamilton no ha querido ceder el trofeo sin pelear, y a pesar que Rosberg tomó una distancia de 33 puntos tras el Gran Premio de Japón, con cuatro carreras por disputar, el inglés se impuso en Estados Unidos, México y Brasil, y recortó la diferencia a 12 unidades.

El alemán sigue con el resultado en sus manos. Le basta con subir al podio para coronarse por primera vez en la máxima categoría, un resultado que ha conseguido en 15 ocasiones este 2016, mientras que el inglés apuesta a ganar y esperar que entre él y su compañero de equipo se coloquen dos autos.

Rosberg nunca estuvo tan cerca. Hijo de un campeón de F1 (Keke Rosberg), comenzó su carrera en el serial hace diez años y escaló, primero en Williams, luego en Mercedes, a la sombra de Michael Schumacher, y después a la de su amigo de la infancia, Hamilton.

En 2014 fue segundo, pero a 67 puntos de su compañero de escudería; el año pasado peleó, hasta que un error en Estados Unidos le entregó el tercer campeonato de su carrera a Lewis.

Con orgullo, ganó las últimas cuatro carreras de 2015 y mantuvo ese paso al inicio de esta campaña, al imponerse en Australia, Bahréin, China y Rusia, antes de protagonizar un choque con Hamilton en España.

El momento pareció irse del otro lado entonces, con victorias del británico en Mónaco, Canadá, Austria, Gran Bretaña, Hungría y Alemania, solo interrumpido por el primer lugar de Nico en Bakú.

En Bélgica regresó la fortuna para el germano, quien ganó ahí, y luego en Italia y Singapur; en Malasia llegó un momento clave, Lewis iba como líder, cuando su motor se rompió, y con el tercer lugar conseguido en ese Gran Premio, Rosberg se alejó a 23 unidades.

Tras el triunfo en Japón, el alemán casi tocaba el trofeo, pero Hamilton se ha impuesto en las últimas tres carreras, aunque el germano no ha dejado de hacer su trabajo y en todas puntualmente ha terminado segundo, para impedir el escape del inglés.

Controlar esta lucha no ha sido fácil para Toto Wolff, director de Mercedes, y compañía.

Tras el incidente en España llamaron a ambos pilotos a cuentas, pero los han dejado pelear por las victorias, aunque dejando claro que no deben poner en riesgo los monoplazas.

Después de la falla en Malasia, Hamilton, quien se arrodilló junto al auto mientras era removido por la grúa, acusó que tal vez en el equipo querían favorecer a su compañero de garaje, aunque horas más tardes se desdijo.

La lucha ha llegado hasta Abu Dabi, donde el domingo habrá campeón. Será Rosberg por primera vez o Hamilton por cuarta, y tercera con Mercedes.

No hay otra opción, 20 carreras, en el calendario más largo en la historia de la máxima categoría no han sido suficientes para que alguno se coronara.

El circuito de Yas Marina decidirá y la emoción podría extenderse hasta ver la última bandera a cuadros del 2016.