Mercedes y el reto de mantenerse

Ante el cambio de reglas en Fórmula Uno, el dominio de Mercedes está en duda; Lewis Hamilton cargará con el equipo, y ya no tendrá la sombra de Nico Rosberg

Lewis Hamilton, piloto de Mercedes en F1
Lewis Hamilton, piloto de Mercedes en F1 (Reuters )

Ciudad de México

La escudería Mercedes ha dominado la Fórmula Uno en las últimas tres temporadas; a tal grado que obligó a que la máxima categoría cambiara las reglas para este 2017, con el objetivo de volverla más competitiva, y por lo tanto, atractiva.

El monopolio de las flechas plateadas alcanzó su punto más alto en la campaña anterior. De los 21 Grandes Premios, sus pilotos ganaron 19, subieron 33 veces al podio, y se quedaron con 20 poles, un trabajo perfecto del equipo, que desde el anterior cambio de reglas no ha tenido rival.

La mayor competencia en 2016 fue entre sus pilotos. El británico Lewis Hamilton buscaba su tercer campeonato en fila, pero su compañero, Nico Rosberg, se rebeló. La confrontación alcanzó su punto más alto en España, cuando chocaron y ambos monoplazas quedaron fuera; los directivos se apresuraron a terminar con las diferencias y dejarlos competir en pista.

Una falla en el motor del auto de Hamilton en Malasia le entregó el título en bandeja al alemán, que se coronó por primera vez en la Fórmula Uno, para emular a su padre Keke.

Sin embargo, los planes para el 2017 iniciaron con una sorpresa. Rosberg anunció su retiro, y provocó que Mercedes buscara un piloto de emergencia.

Lo encontró en el finlandés Valtteri Bottas, ex conductor de Williams, quien esperaba una oportunidad en un equipo grande y le llegó de rebote, gracias a la buena relación entre escuderías, y al contacto que tiene con el director Toto Wolff.

El problema será ver cómo se adaptan las flechas plateadas a las nuevas reglas, con autos más anchos y rápidos. En el único experimento, en las pruebas que duraron dos semanas en Barcelona, los mejores tiempos fueron para Ferrari, y Mercedes estuvo por detrás, a poco más de medio segundo, aunque sin utilizar el ala de tiburón.

Eso sí, la fiabilidad se mantuvo, con la mayor cantidad de vueltas completas: 1,096 en total.

Mercedes peleará por los triunfos y la única duda es ver qué tan lejos estará de sus rivales, pero el equipo depende, más que en otros años, de Lewis Hamilton.

El británico se quedó cerca de su tercer campeonato en fila y cuarto en total, y volverá con deseos de conseguirlo, ya sin Rosberg para hacerle sombra.

Lewis es reconocido como uno de los mejores pilotos de la parrilla, y deberá confirmarlo.

También tendrá responsabilidad, Bottas, quien deberá ser el principal rival de Hamilton, a pesar de compartir garaje, y demostrar, con el mejor auto de la categoría, el talento que enseñó en Williams, que solo le sirvió para dos segundos lugares como mejor resultado.

En 2016 estuvo lejos de su mejor forma y apenas sumó un podio, en Canadá con el tercer lugar, y cedió el séptimo puesto en el campeonato de pilotos (detrás de los Mercedes, Ferrari y Red Bull), al mexicano Sergio Pérez de Force India.

Es una temporada clave para Mercedes, para extender su domino en Fórmula Uno por cuarto año seguido, con todo y nuevas reglas; o para el declive, y reconocer que los cambios terminaron con sus campañas de ensueño.

Consigue tus boletos para la Fórmula 1