Malasia dice adiós a la Fórmula 1 tras 20 años

Este fin de semana se correrá la que será la última carrera de este circuito dentro de máxima categoría del automovilismo

Circuito de Malasia
Circuito de Malasia (Fórmula 1)

Kuala Lumpur, Malasia

Adiós a la Fórmula 1 diecinueve años después. Malasia se prepara para despedirse este fin de semana de la máxima categoría del motor, que dejará de viajar al país asiático a partir de 2018.

El circuito internacional de Sepang albergará el domingo su última carrera de Fórmula 1, después de que el Gobierno decidiera poner fin al acuerdo por el alto precio del Gran Premio. Así, los nuevos dueños de la categoría anunciaron en abril que Malasia no formaría parte del calendario de 2018.

"Siempre es triste decir adiós a un miembro de la familia de la Fórmula 1", señaló el jefe comercial de la categoría reina del automovilismo, Sean Bratches, que agradeció al circuito de Sepang por su profesionalismo y compromiso a lo largo de los años.

Malasia celebró su primer Gran Premio en octubre de 1999, cuando se impuso el británico Eddie Irvine a bordo de un Ferrari. Sobre el asfalto malayo triunfó tres veces el legendario Michael Schumacher y estuvieron en lo más alto del podio tres estrellas actuales, como son el alemán Sebastian Vettel, el español Fernando Alonso o el británico Lewis Hamilton. El último en ganar, en 2016, fue el australiano Daniel Ricciardo.

Muchos hinchas de todo el mundo aterrizaron esta semana en Malasia para seguir el último Gran Premio. El miércoles cientos de personas se acercaron a un centro comercial para ver de cerca a Hamilton y Valtteri Bottas, los pilotos de Mercedes.

Simran Pachnanda, de 20 años e hincha de Hamilton, viajó desde Nueva Delhi para presenciar la carrera. "Llevo animando a Hamilton desde que conozco la Fórmula 1. Él es una de las razones de mi pasión por este deporte. La otra es que mi padre era un gran admirador de Schumacher", señaló a dpa la hindia.

Pachnanda muestra una gorra de Mercedes con una firma de Hamilton que ganó hace años. "Lamentablemente no he podido conocerle todavía, espero poder hacerlo durante el fin de semana. Estoy impresionada por la cantidad de gente que hay aquí", añade. Y es que algunos aficionados estuvieron esperando diez horas para conseguir una entrada.

En su primer viaje a Malasia para el Gran Premio, Randall Mason comenta que ya ha estado en Abu Dabi, Barcelona y Reino Unido siguiendo carreras de automovilismo.

"Quería venir aquí porque es la última en Malasia y porque Hamilton va a ganar", señaló el aficionado de 49 años, que viajó desde el norte de Inglaterra. "Estoy impresionado por las cosas aquí. Hay muchísima gente de diferentes culturas. Y todos están aquí por el Gran Premio".

"Sepang se construyó para la Fórmula 1, que estemos ante el último Gran Premio es una tragedia", añadió Sulaiman Albakri, un estudiante de 22 años que verá la carrera con un amigo.

La escudería Mercedes, gran dominadora de la categoría en las últimas temporadas, tiene como principal patrocinador a la empresa malaya de petróleo y gas Petronas. El jefe del equipo, Toto Wolff, aseguró que es triste viajar por última vez el país.

"Será un fin de semana con un enorme significado para nosotros: tenemos una relación muy cercana con el país gracias a nuestros amigos de Petronas. Esta carrera además nos ha dado momentos dramáticos y de gloria a lo largo de los años", indicó el austríaco.

Hamilton, con su Mercedes, llega a la carrera malaya como líder de la clasificación general con 263 puntos. Segundo de la general es Vettel, con 235 puntos tras haber conseguido apenas una victoria en los últimos ocho Grandes Premios.