GP de Estados Unidos, primera opción para Hamilton

El piloto británico de Mercedes puede recuperar el campeonato de pilotos de la Fórmula Uno desde este mismo fin de semana en Austin, aunque depende de otra mala actuación de su rival por el título, el alemán Sebastian Vettel

Lewis Hamilton
Lewis Hamilton (AP)

Austin, Texas

Dos años después, el británico Lewis Hamilton puede recuperar el campeonato de pilotos justo donde lo ganó por última vez, en el Circuito de las Américas, en Austin, Texas. El conductor de Mercedes tendrá el domingo la primera oportunidad de quedarse con el título de la Fórmula Uno, con una combinación de resultados.

Aunque desde que llegó a Estados Unidos ha dejado claro que no tiene prisa por conseguirlo, siempre y cuando lo haga, y que no hace cuentas al respecto, mañana por primera vez en la temporada tendrá posibilidades matemáticas.

La ecuación es sencilla: al inglés, que ha ganado cuatro de las últimas cinco carreras, le basta con imponerse en Austin, donde ha triunfado en las tres ediciones más recientes, y que su rival en la lucha por el campeonato, el alemán Sebastian Vettel, de Ferrari, termine sexto o peor, con el antecedente de que se ha retirado en dos de las tres pruebas previas  a Estados Unidos.

Al llegar al Gran Premio 17 de la campaña, de 20 en total, Lewis tiene 306 puntos, por 247 de Vettel, por lo que con un triunfo, el británico llega a 331, mientras que si el alemán es sexto sumaría 255, para una diferencia de 76 unidades, cuando quedarían 75 por disputar (México, Brasil y Abu Dabi).

El triunfo junto al alemán lejos de los primeros cinco es el escenario que le basta a Hamilton para coronarse, justo donde lo hizo en 2015, antes de ver cómo su ex compañero de equipo Nico Rosberg se quedaba con el cetro la campaña anterior, para después retirarse del automovilismo.

“Todas estas conversaciones sobre ganar el título aquí son tontas, Sebastian (Vettel) no tendrá los mismos problemas (que en las últimas carreras) y será muy rápido, todo se decide en estas últimas cuatro carreras, por lo que solo estoy concentrado en ganar aquí”, explicó el líder del campeonato.

Pero el inglés tiene otras opciones; por ejemplo, si es segundo (324) y el germano es noveno (249), la distancia sería de 75 puntos, pero el criterio de desempate es el mayor número de victorias y tiene ocho, por cuatro de su rival, que ya no lo alcanzaría.

Sin embargo, Vettel se aferra a sus opciones, y en caso que el británico ganara en Estados Unidos, pero él fuera segundo, como ya ocurrió en China, España y Bélgica esta campaña, pospondría el festejo de las Flechas plateadas, al menos hasta México, donde a Hamilton le sería suficiente con terminar quinto.

“Todavía tenemos opciones, menos que hace algunas carreras, pero hay una oportunidad y la vamos a perseguir, sería erróneo dejar de pensarlo, tenemos que seguir concentrados”, comentó el de Ferrari.

Pero si el alemán vuelve al triunfo, lo que no ocurre desde Hungría, hace seis carreras, y Lewis es segundo, la diferencia entre ambos se reduciría a 52, por lo que el inglés estaría obligado a ganar en el Hermanos Rodríguez la próxima semana para coronarse.

La situación más favorable para Vettel sería un inesperado retiro de su adversario en Austin, algo poco probable, porque Hamilton ha terminado todas las carreras de la temporada, pero en caso de triunfo del alemán y que el británico se fuera con las manos vacías, la distancia apenas sería de 34 unidades, por lo que el de Mercedes tendría que ganar en México y que el ex conductor de Red Bull fuera sexto o peor.

“El objetivo es ganar y toda mi energía está puesta en esa misión, no me importa dónde ocurra, aquí o en México o en Abu Dabi”, concluyó Lewis.