México: una apuesta exitosa para Fórmula 1

La organización del Gran Premio de México de Fórmula Uno destacó el crecimiento en asistencia y la presencia de más niños en las gradas, para una nueva fiesta en el Hermanos Rodríguez

El Gran Premio de México
El Gran Premio de México tuvo otra edición exitosa (Imago7)

Ciudad de México

Más allá de las polémicas en la pista entre los pilotos, el Gran Premio de México volvió a dejar una huella imborrable para los involucrados. Conductores como el alemán Nico Rosberg, de Mercedes, o el local Esteban Gutiérrez, de Haas utilizaron las redes sociales para describir lo sucedido como una experiencia inolvidable.

El segundo año de esta nueva etapa del país como sede de la Fórmula Uno volvió a dejar buenas cuentas, al incrementar los números del 2015.

“Estamos muy contentos, la asistencia creció un poco, de los 336,174 asistentes en los tres días del 2015, tuvimos 339,967 espectadores el fin de semana, lo cual nos da más de tres mil que el año pasado”, contó Federico González Compeán, director general del Gran Premio de México.

El directivo destacó que los resultados de esta edición de la carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez confirman que fue una buena idea traer de regreso la máxima categoría.

“Lo positivo es que esta apuesta que hizo el gobierno federal, que se veía arriesgada, está dando un resultado magnífico, lo que en su momento se pensó como una plataforma que nos ayudara a que el país demostrara sus capacidades como organizador, a que estuviera en los ojos del mundo como un evento anual, para mostrar la cultura, está dando un magnífico resultado, no solo por la asistencia, sino por lo que fue el Gran Premio, los comentarios que están dando las escuderías, la gente, es para estar satisfecho y contento con lo que estamos haciendo”, resumió.

El segundo año representaba un reto para la organización, después que en 2015 se terminó con 23 de años de ausencia de la Fórmula Uno en el país, y aunque los boletos se agotaron hasta la última semana, la fiesta en el circuito confirmó el interés de los mexicanos por el automovilismo.

“Hay que estar muy pendientes de cada año, porque este Gran Premio se va a modificar cada vez, no es lo mismo hace 23 años que en 2015, y no va a ser lo mismo el tercero, el cuarto o el quinto; van a empezar a dejar de ser importantes las asistencias y lo que hay que modificar son las experiencias. A lo mejor quitamos una grada y aumentamos otra, o tenemos un área de acceso general diferente, tiene que ver con lo que se lleven los espectadores y lo que podemos proyectar al mundo, dejar una muy buena imagen”, aseguró.

Las quejas del año anterior respecto al caos en las zonas de comida, no aparecieron esta vez, y para Federico González es un ejemplo de las conclusiones que saca la organización sobre aspectos a mejorar.

“Nunca habíamos hecho un evento de esta naturaleza, el año anterior tal vez subestimamos algunas cosas, creíamos que iba a haber un poco menos de gente, y los procesos y los controles los fuimos cambiando, es un Gran Premio cada vez diferente, mejoramos lo que hicimos mal y demostramos que estamos conscientes y trabajamos, hoy ya lo estamos haciendo, preparando un reporte sobre lo ocurrido”.

TRABAJAN PARA 2017

En el balance inmediato, horas después del final de la carrera, el directivo destacó la presencia de un nuevo público que se acercó a la Fórmula Uno.

“Vi muchos niños en todas las secciones, y esto deja dos aspectos: tienen un héroe mexicano como lo es Checo (Sergio Pérez) y también Esteban (Gutiérrez), y es público para mañana, que aprende de las carreras, necesitamos entregarles una mejor experiencia a los niños esos días, poniendo instalaciones para ellos”.

Entre los aspectos inmediatos a corregir, González Compeán habló solo de algunos detalles que mejorarán la experiencia de los asistentes al Gran Premio del próximo año, el tercero de los cinco que la compañía tiene de contrato con la Fórmula Uno para estar en México.

“Hay que fijarse en los pequeños detalles, algunas gradas tenían una malla-sombra negra, me parece que se ve horrible, deberíamos cambiarla, para que tenga un color, a lo mejor también habría que hablar con las autoridades de la Ciudad Deportiva, a ver si podemos hacer una inversión conjunta que nos permita mejorar un poco los caminos internos, para que cumplan el doble propósito, para la gente que hace ejercicio ahí, y que cuando se use para un evento tenga menos tierra”, concluyó.