Fiesta Ferrari en la capital tricolor

Vettel y Kimi se dejaron querer en la Ciudad de México antes del banderazo al Gran Premio

Los pilotos de Ferrari fueron cobijados por su afición
Los pilotos de Ferrari fueron cobijados por su afición (Zeltzin Zamora)

Ciudad de México

La Ciudad de México se engalanó con la visita de los pilotos Sebastian Vettel, Kimi Räikkönen y Maurizio Arrevabene, de la escudería Ferrari, y Plaza Carso fue el lugar donde convivieron con sus fans.

Durante el evento, el alemán y el finlandés se dejaron querer por los 'tifosi' mexicanos, quienes en todo momento no dejaron de apoyar al rojo.

"Hace frío, estoy feliz de volver a México", dijo un emocionado Sebastian, quien sintió el calor nacional. "Tacos" y amor al suelo tricolor, el sentimiento del teutón por la recomendación de sus fans.

Y en el calor de los sentimientos, 'Seb' recordó al mítico Ferrari; "me hubiera gustado correr con Ayrton Senna".

Para redondear la algarabía capitalina, Vettel, Kimi y Arrevabene compartieron sus vivencias sobre los cuestionamientos de una nación fiel mexicana a la escudería Italiana. Sus mejores momentos, "sin lugar a dudas", para Sebastian y Räikkönen, fue vestir el uniforme de Ferrari y devolver coronas a su ya casa de sus amores.

En contraste, 'Iceman' se fundió con el corazón verde, blanco y rojo; incluso, buscará el podio en el Hermanos Rodríguez: "Solo quiero darle una alegría a la afición mexicana".

Finalmente, Maurizio lanzó una arenga a los seguidores nacionales del 'Cavallino Ranpante'; "lo que más me gusta es el corazón de la gente de México. Gracias México", remate en español previo al Gran Premio que se celebrará del 28 al 30 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez.