Esteban sufre al inicio del México ePrix

El mexicano corrió el auto Techeetah en pista y fue 13 en la segunda práctica del ePrix en el Hermano Rodríguez; Sébastien Buemi domina

Esteban Gutiérrez
Esteban Gutiérrez (Imago7)

Ciudad de México

El piloto mexicano Esteban Gutiérrez por fin corrió con el auto Techeetah en la Fórmula E, en las primeras dos prácticas de cara al ePrix en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pero a pesar del cálido recibimiento por parte de la gente, pagó el precio de la adaptación, y obtuvo como mejor resultado el lugar 13 en el segundo entrenamiento.

El regiomontano, quien debuta este fin de semana en la categoría eléctrica, estrenó el monoplaza en pista con el penúltimo lugar en la primera práctica, con un mejor tiempo de 1:04.335 minutos, pero un poco más tarde pareció adaptarse al carro y se ubicó en el lugar 13, con un cronómetro de 1:03.055, aunque su coequipero, el francés Jean-Éric Vergne, fue cuarto y tercero, respectivamente.

La lucha por la pole position y el triunfo en el ePrix de la Ciudad de México parece asunto de pocos. El líder de la categoría, el suizo Sébastien Buemi (Renault) aterrizó desde Monza esta madrugada y fue primero en ambos entrenamientos, con un tiempo de 1:02.222 en los primeros, y 1:03.164 en los segundos, por detrás se ubicó el francés Loïc Duval (Dragon) por la mañana, y el brasileño Lucas di Grassi (Abt) un poco más tarde.

El belga Jérome D'Ambrosio (Dragon), ganador en el Hermanos Rodríguez el año anterior, fue tercero en la práctica inicial, pero su lugar en el podio en la segunda prueba fue para Vergne (Techeeetah), tras haber sido cuarto más temprano.

Respecto al año pasado, los tiempos cayeron de forma considerable, en la primera práctica del 2016, Buemi tuvo un tiempo de 1:03.995 minutos, que ahora bajó a 1:02.222, debido sobre todo a que para esta edición desapareció la chicana de la primera recta; en el segundo ensayo, el año anterior el conductor suizo registró 1:03.341, y esta vez 1:03.055.

En la pista hubo algunos accidentes, del británico Sam Bird y su compañero de equipo en Virgin Racing, el argentino José María López, ambos detrás del Foro Sol, así como del también británico Adam Carroll (Jaguar), Duval, y el alemán Daniel Abt, aunque el más espectacular fue el del sudamericano, quien perdió la llanta delantera derecha.