El reemplazo de Esteban Gutiérrez en Haas

Kevin Magnussen inicia su tercera temporada en Fórmula Uno, esta vez como piloto de la escudería estadunidense, asiento que tenía el año pasado el conductor mexicano

Kevin Magnussen, piloto de Haas
Kevin Magnussen, piloto de Haas (Reuters)

Ciudad de México

El danés Kevin Magnussen volvió a la Fórmula Uno el año anterior, con Renault, y para esta temporada dio el salto al equipo estadunidense Haas, que debutó con 29 puntos en la máxima categoría la campaña previa.

El piloto, que tuvo un paso por McLaren en 2014 como reemplazo del mexicano Sergio Pérez, antes de perder su asiento en Woking, afronta este nuevo reto, para desarrollar el automóvil, como ya lo había hecho con la escudería gala.

“Me siento muy bien, es un gran equipo del cual formar parte, el inicio de nuestra relación ha sido bueno y emocionante”, afirmó a La Afición.

Alrededor de la Fórmula Uno hay una idea que el segundo año será más complicado para la escuadra estadunidense, que prescindió del mexicano Esteban Gutiérrez después que no fuera capaz de sumar unidades, y que el francés Romain Grosjean cargara con la responsabilidad de los 29 puntos.

“¿Por qué no sería difícil este año? Es complicado competir en Fórmula Uno y es la razón por la que estamos aquí, es el pináculo del automovilismo, y tenemos todas las posibilidades de ser exitosos”, afirmó.

El danés es consciente que el éxito inmediato que tuvo Haas, debe replicarse para esta temporada, lo que le añade responsabilidad.

“Esperamos tener una buena temporada, mejorar, y utilizar lo que el equipo aprendió el año anterior, tener más puntos que en 2016, pero es un objetivo complicado”, reconoció.

Respecto al cambio de reglas en la máxima categoría, Kevin aceptó que entusiasma a todos alrededor de la parrilla, porque serán más veloces que en los últimos tiempos, y los pilotos se pueden concentrar en exprimirlos al máximo.

“Hasta ahora me gustan mucho, los automóviles son más rápidos y es lo más importante”, concluyó.