Daniel Ricciardo, el opositor a Mercedes

El piloto australiano está decidido a terminar con la dictadura de la escudería alemana, y lo ve posible tan pronto como el próximo año, con el cambio de reglas en la Fórmula Uno

Daniel Ricciardo, durante una charla con Bernie Ecclestone
Daniel Ricciardo, durante una charla con Bernie Ecclestone (AFP)

Ciudad de México

Daniel Ricciardo es la sonrisa de la Fórmula Uno. El australiano parece disfrutar cada segundo dentro y fuera de la pista. Sus festejos en el podio, en los que toma champaña de su bota y luego invita a los demás a hacerlo, se han vuelto una constante.

El piloto de Red Bull ha terminado entre los tres primeros en seis de los últimos ocho Grandes Premios, e incluso consiguió una victoria en Malasia, la que se le había negado en Mónaco; sin embargo, al referirse a ese triunfo prefiere solo levantar el puño a que sus palabras expresen las sensaciones.

"Este año he tenido muchos podios y puntos, soy tercero, pero creo que incluso podría estar mejor, con algunos detalles en los que no he tenido suerte, pero todos tienen esos tipos de carreras, sin fortuna", señaló a La Afición.

Ricciardo ha sido el único opositor al dominio de Mercedes este año, por delante de su compañero de equipo, Max Verstappen, y de los Ferrari, pero a pesar de siempre estar de buen humor, Daniel no se conforma y ya tiene planes para conseguir el título de Fórmula Uno a corto plazo.

"Siento que vendrá pronto, en el siguiente año o en dos, me gustaría decir que será en 2017, estoy listo, espero que como equipo podamos dar una buena pelea a Mercedes, y estoy seguro que en las próximas temporadas tendremos una oportunidad", aseguró.

El cambio de reglas en la máxima categoría para el próximo año podría reducir la distancia entre las flechas plateadas y el resto de la parrilla, y por ello el de Oceanía se ve con opciones de reinar tan pronto como el próximo año: "Eso creo, es en lo que todos trabajamos, la aerodinámica es algo importante en Red Bull, incluso antes de llegar aquí sabía que era una fortaleza del equipo, sé lo que pasa con Adrian (Newey) y todo el departamento, será un gran reto".

A los 27 años, Ricciardo conserva el aire juvenil, saluda a todos en el paddock, bromea con los mecánicos y disfruta de las actividades incluidas en el trabajo de ser piloto, pero no siempre ha sido así, el australiano reconoció que hace cinco años, al llegar al Gran Circo, no controlaba las emociones.

"Cuando llegué a Fórmula Uno era como un niño, me impresionaba, no me sentía cómodo, me costaba relajarme, pero cada año he aprendido y sé que es mi vida, pertenezco aquí y me divierto".

Este año, Ricciardo ha dado el salto definitivo, aunque en 2014 superó a su entonces compañero de equipo, Sebastian Vettel, para ser tercero del campeonato, ahora parece la alternativa al dominio de Mercedes, en especial tras los últimos resultados.

"Ha habido algunas sorpresas, sobre todo cuando ves lo lejos que estábamos el año pasado, y al inicio de esta temporada, pero hemos puesto presión (a Mercedes) en algunos Grandes Premios, he terminado segundo, los he logrado dividir y ha sido muy bueno".

Sin embargo, la mayor novedad para el conductor del auto número 3 es la distancia que Red Bull ha tomado respecto a Ferrari, en la pelea por el segundo puesto del campeonato de constructores.

"Estoy sorprendido, no ahora, porque he visto lo que hemos hecho este año y hemos mejorado, así que tiene sentido, pero al inicio del año parecía que Ferrari iba a retar a Mercedes por el título, en los test tenía una idea similar, pero hemos sido capaces de progresar, y ellos se han quedado, como nos había pasado a nosotros en 2015".

El australiano, que se ha maquillado con motivo del Día de Muertos este año y que el pasado lució sombrero charro y comió chile, espera subir al podio, y mejorar el resultado que consiguió en 2015 en México.

"Si fuimos quintos en la carrera el año pasado, ahora el auto es mejor, así que debe ser un buen resultado, veremos el clima el domingo, aunque si todo sale bien podremos celebrar con tacos, tequila, y la vida es buena".

RICCIARDO EN F1

2011 - Toro Rosso - 27o - (0)

2012 - Toro Rosso 18o - (10)

2013 - Toro Rosso 14o - (20)

2014 - Red Bull 3o - (238)

2015 - Red Bull 8o - (92)

2016 - Red Bull 3o - (227)

SUS TRIUNFOS

Canadá 2014

Hungría 2014

Bélgica 2014

Malasia 2016