La radiografía del circuito del Hermanos Rodríguez

Curvas cerradas y rectas prolongadas convierten la pista de la Magdalena Mixhuca en una de las de mayor dificultad para los competidores de la Fórmula Uno

Gran Premio de México
Gran Premio de México (Imago7)

Ciudad de México

Por tercer año consecutivo, los mejores pilotos del mundo volverán a correr en el Autódromo Hermanos Rodríguez, un circuito que representa un gran reto para aquellos competidores que se verán las caras este 27, 28 y 29 de octubre.

Esta pista, de 4 mil 580 metros de longitud, tiene diversas curvas que, si bien no son peligrosas como la famosa curva peraltada que fue anulada, ponen a prueba las habilidades de los competidores en sus monoplazas.

Entre los principales retos en el Autódromo se encuentran:

- La curva uno, de casi 90°, requiere de un gran control al volante para librarla sin dificultad.

- Las curvas dos y tres no tienen un trazo orgánico o curvo, convirtiéndose en trazos más rectos y complicados.

- La curva cuatro, mejor conocida como 'la ese del lago', también cuenta con una frenada de cerca de 90° que inicia un trazo en forma de escuadra, confirmada por las curvas de la cuatro a la siete y que se caracteriza por tener varias rectas cortas unidas por breves curvas.

- La curva 10 manda a los coches cerca de un gran muro de contención, convirtiéndola en una curva difícil y peligrosa.

- La curva 12 cuenta con un trazo recto que permite a los pilotos acelerar y pasar cerca del muro de contención.

Sin embargo, el trazado también presenta ciertos puntos que garantizan seguridad y hasta los asistentes podrán disfrutar:

- Pasando la curva siete se encuentra una recta prolongada que lleva a las curvas ocho y nueve, trazado que permite a los autos llegar con mayor velocidad.

- La curva 13, diseñada para el Gran Premio pasado, da acceso a los autos por en medio del Foro Sol. En esta zona se encuentran también las curvas 15 y 16, que permiten que los monoplazas disminuyan su velocidad y puedan ser apreciados mejor por los espectadores.

- Se retoma la tradición en el Hermanos Rodríguez cuando la curva 17 se conecta a la mitad de la mítica curva peraltada para eventualmente integrarse a la recta principal.