F1 más divertida: Carlos Sainz

A punto de comenzar su tercer año en la máxima categoría, el español confía en que las nuevas reglas generen un mayor espectáculo

Carlos Sainz, piloto de Toro Rosso
Carlos Sainz, piloto de Toro Rosso (Reuters )

Ciudad de México

Apenas a los 22 años, el español Carlos Sainz se alista para comenzar su tercera temporada en Fórmula Uno. Será de nuevo con Toro Rosso, el equipo de desarrollo de Red Bull, que lo confirmó a la mitad de la campaña anterior, para evitar una posible marcha a otra escudería al menos para este 2017.

Tras un debut sólido hace dos años, con siete carreras en los puntos y 18 unidades en total, para 2016, Sainz mantuvo el progreso, al terminar en el top 10 en ocho de los primeros 11 Grandes Premios, y aunque el auto sufrió una baja en el rendimiento para el cierre de la campaña, el ibérico obtuvo dos sextos lugares, inesperados, en Estados Unidos y Brasil.

De cara a la nueva temporada, Sainz ha recuperado la sonrisa. Toro Rosso tendrá otra vez motores Renault, después de un año con Ferrari, y el español ve posible un quinto lugar en el campeonato de constructores, a pesar de la pelea que sostendrá con Force India, Williams, y tal vez McLaren.

No solo eso, el español reconoció en entrevista con La Afición que le entusiasma el nuevo reglamento de la máxima categoría, el cual volverá los autos hasta tres segundos más rápidos, y que le añadirá responsabilidad a los pilotos, para explotar el potencial de los monoplazas

Aunque prefiere no hacer pronósticos hasta después de Australia, Carlos se ilusiona con el primer podio de su joven carrera, en una campaña que podría ser clave para dar el salto a una escudería más grande.

¿Cómo esperas este 2017 con el cambio en el reglamento?

Creo que será una gran temporada. Con las nuevas reglas los autos de este año serán mucho más divertidos, la gente no se imagina lo que es manejar estos monoplazas, pasar por las curvas, por ejemplo en Barcelona, en la tercera o la novena, quedarte en la pista a 260 o 270 kilómetros por hora, con las fuerzas G dentro del cuerpo jalándote hacia a un lado, es una gran sensación y no puedo esperar para correr este fin de semana en Melbourne.

¿Dónde observas a Toro Rosso esta temporada?

Todavía es muy temprano para decirlo, solo tenemos los test en Barcelona y no sabemos dónde estamos nosotros ni el resto de los equipos; este fin de semana en Australia seremos capaces de medir eso. Cada año queremos terminar quintos en el campeonato, y ahora hay una gran posibilidad, o al menos mayor que en 2016, porque no tenemos la desventaja en el motor con la que contamos el año anterior (era el de Ferrari de 2015), y el equipo ha desarrollado un buen chasis y la aerodinámica respecto al pasado, así que veremos.

¿Qué esperas en lo personal este año?

Es muy temprano para fijar objetivos o expectativas, porque debemos ver dón-

de estamos, ahora en todo lo que pienso es en iniciar bien en el primer Gran Premio de la temporada en Melbourne, tener una buena calificación y una carrera sólida, y luego preparar mis metas cuando el fin de semana haya terminado.

¿Crees que será una campaña clave en tu futuro en la máxima categoría?

Siendo honesto, cada año de mi carrera ha sido decisivo, y no solo en Fórmula Uno, sino en las categorías previas, así que esta temporada no es diferente a las otras, debo dar el 100 por ciento y pelear por el mejor resultado posible cada vez que estoy en la pista.

¿Subir al podio es una meta realista?

Sería algo increíble, y estuvimos muy cerca en un par de ocasiones la temporada anterior, sobre todo en Mónaco, pero es algo en lo que no pienso o me obsesiona, solo debo seguir presionando.