El camino de Hartley a la F1

El piloto neozelandés está listo para correr por primera vez un Gran Premio de la máxima categoría, este domingo en Austin, con el equipo Toro Rosso

Brendon Hartley, piloto de Toro Rosso
Brendon Hartley, piloto de Toro Rosso (Tomada de Twitter @F1)

Ciudad de México

El neozelandés Brendon Hartley encabezaba la clasificación en la categoría LMP1 del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), junto a sus compañeros en Porsche, Earl Bamber y Timo Bernhard, cerca del título en la última temporada de la marca alemana en el serial, cuando la posibilidad de debutar a los 27 años en Fórmula Uno se abrió.

La escudería Toro Rosso enfrentaba un problema. Al llegar al Gran Premio de Estados Unidos no tenía pilotos: el español Carlos Sainz se marchó a Renault y el francés Pierre Gasly debe estar en el final de la Súper Fórmula japonesa este fin de semana, por lo que reactivó al ruso Daniil Kvyat, a quien había reemplazado el galo en la última carrera, pero le quedaba un asiento libre.

Ese lugar, después de varios rumores fue para el de Oceanía, quien pareció abandonar su sueño de estar en la máxima categoría hace por lo menos cuatro años.

El conductor estuvo en el Red Bull Junior Team entre 2006 y 2010, y con el apoyo de la marca austriaca ganó la Eurocopa de Fórmula Renault en 2007, lo que le valió ser piloto de pruebas para Toro Rosso los tres años siguientes; sin embargo, nunca corrió un monoplaza en el Gran Circo, tampoco como reserva de Mercedes.

Optó por otro camino, el del WEC, después de estar en las 24 Horas de Le Mans en 2012 y 2013, y en la temporada siguiente dio el salto de la LMP2 a la categoría principal con Porsche, donde fue campeón hace dos campañas y ahora marcha como líder.

Pero la oportunidad le llegó de rebote y está listo para conducir el Toro Rosso, por fin en pista, esta tarde en el Circuito de las Américas, con el número 99 que eligió para la ocasión.

"Cuando se anunció que Porsche ya no estaría en el WEC para el próximo año, llamé a Helmut Marko (asesor de Red Bull) y le dije: 'Mira, soy un piloto diferente al que era hace 10 años, he aprendido mucho, y si hay una oportunidad, estoy listo'. Él no agregó mucho, solo que había recibido el mensaje, pero tres meses después me llamó", contó.

"Todo pasó muy rápido, no lo supe mucho antes que la prensa, los últimos días han sido un huracán antes de llegar aquí, ahora estoy tranquilo, pensando en salir a la pista, tuve tiempo de hablar con los ingenieros, recibir información, pero ya quiero que llegue la primera práctica para ver qué tan cómodo estoy y trabajar para la carrera del domingo, que será un gran momento para mí", reconoció.

Hartley explicó que una de las razones por las que no llegó a la máxima categoría cuando formaba parte del equipo juvenil de la marca austriaca fue porque el entorno lo superó.

"No estaba listo, tuve algo de éxito al inicio, gané la Fórmula Renault, me convertí en piloto reserva e hice mi primera prueba en F1 a los 18 años, pienso que no pude con la presión, dejé de disfrutarlo, no estaba contento, era muy joven y estaba lejos de casa; cuando terminó el sueño de la Fórmula Uno (con Red Bull) en 2010, me levanté, encontré las carreras de resistencia y aprendí mucho de esa experiencia, también hay mucha presión, no es tan diferente a la de la F1 en varios aspectos".

Pero ante las circunstancias, por las que no se ha subido al auto y apenas tuvo tiempo de viajar a Estados Unidos, después de correr el fin de semana en Japón, dijo que el equipo no le ha pedido nada especial.

"No me han dicho nada sobre las expectativas, hay miembros del equipo a los que conocí hoy (jueves) y el miércoles en el ajuste del asiento; obviamente, quiero hacer las cosas lo mejor posible, pero sin poner demasiadas esperanzas, no tengo la preparación adecuada, pero quiero cumplir con el trabajo".

Toro Rosso podría tener dos asientos libres para la próxima temporada del Gran Circo, pero el neozelandés descartó que la carrera del domingo se trate de un casting para pelear por alguno de ellos.

"No me han dicho mucho al respecto, así que me enfoco en el fin de semana, ver cómo sale y qué viene después; no pienso en el futuro, pero contemplaba IndyCar y todavía lo hago, aunque no hay nada confirmado para el 2018", concluyó Hartley.