Eugene, en Oregon, sede del Mundial de Atletismo de 2021

Esta ciudad en el estado de Oregon con gran tradición en pista y campo; será la sede del Mundial de Atletismo del 2021. 

Equipo femenil de relevos de Estados Unidos, (De izq. a der.), Allyson Felix, Carmelita Jeter, Bianca Knight, y Tianna Madison
Equipo femenil de relevos de Estados Unidos, (De izq. a der.), Allyson Felix, Carmelita Jeter, Bianca Knight, y Tianna Madison (AP)

Ciudad de México

Después de cuatro décadas de pasar por alto a Estados Unidos, el Mundial de atletismo finalmente se realizará en el país dominante de ese deporte.

Eugene, una ciudad en el estado de Oregon con gran tradición en pista y campo y cercana a la sede corporativa de Nike, fue elegida el jueves por la federación internacional de atletismo (IAAF) para albergar el Mundial de 2021.

La IAAF seleccionó a Eugene sin un proceso de subasta, y dijo que tomó la decisión por las posibilidades que brinda el mercado estadounidense.

El presidente de la IAAF, Lamine Diack, describió a Eugene como "una ciudad donde el atletismo es como una religión", y dijo que otorgar un mundial a una ciudad estadounidense era algo que quería hacer, y una especie de regalo a Estados Unidos, antes de retirarse del cargo este año.

"Sí, se podría ver así. También es un regalo para mí, ya que batallé para que esto sucediera", expresó Diack. "Ir a Estados Unidos es una decisión estratégica para el atletismo, y estoy satisfecho porque pude dar ese regalo a ellos y para mí".

El Mundial se realiza cada dos años desde 1991, cuando se disputó por tercera ocasión. El primer Mundial se realizó en 1983 en Helsinki, y el segundo en 1987 en Roma.

La competencia de 2015 se disputará en Beijing, seguido por Londres en 2017 y Doha, Catar, en 2019.

Aunque Estados Unidos nunca ha albergado el campeonato, los atletas de ese país han dominado la tabla de medallas en 11 de las 14 ediciones. Las otras tres veces, incluyendo en 2013 en Moscú, terminaron segundos.

La IAAF dijo que no realizó el proceso de candidaturas y eligió a Eugene debido al respaldo financiero ofrecido por el gobernador de Oregon y por el comité olímpico estadounidense, además del compromiso de la cadena NBC de producir y transmitir el evento.

Usualmente hay un proceso de candidaturas para elegir la sede, pero la IAAF también otorgó la de 2007 a Osaka, Japón, sin una subasta.

Eugene había perdido organizar el campeonato de 2019, pero tras fracasar ante Doha, la ciudad reanudó sus esfuerzos por 2021 con una nueva propuesta a la IAAF.

El líder de la propuesta de Eugene, Vina Lananna, dijo que la ciudad mantuvo sus compromisos original, ante la certeza de que Diack quería realizar el Mundial en Estados Unidos.

"Los atletas estadounidenses son muy exitosos en todo el mundo, y es una tremenda oportunidad que finalmente puedan competir en su propio país. Es una tremenda oportunidad para abrir nuevos mercados, y una tremenda oportunidad para el deporte de pista y campo", afirmó.

El estadio Hayward Field será reconstruido para albergar 32.000 espectadores, y además habrá una especie de villa olímpica para los atletas, dijo Lananna.

Diack indicó que Eugene es un punto de entrada a un mercado crucial para el atletismo.