Arremete Suazo contra aficionados de Monterrey

Un grupo de seguidores incomodaron a los futbolistas de Rayados durante el entrenamiento.

Humberto Suazo, delantero de Monterrey
Humberto Suazo, delantero de Monterrey (Mexsport)

Monterrey, N.L.

Unos 10 aficionados del Monterrey aparentemente barristas, ingresaron al entrenamiento rayado por la parte posterior del acceso principal de El Barrial en el que le exigieron a los jugadores el triunfo en el Clásico103.

Pero el capitán Humberto Suazo, molesto por las palabras y el tono que emplearon los aficionados al exigirles, los calló y les solicitó marcharse del lugar que habían invadido en la práctica a puerta cerrada de este jueves.

"Hay que ganar el Clásico, perros", manifestó uno de los barristas al tiempo en el que otros se saltaban la malla para invadir la propiedad privada del club. Enseguida el Chupete respondió: "pónganse a jalar, cállense el hocico".

Acto seguido el técnico de Rayados, Carlos Barra, y el gerente de medios, Everardo Valdez, se acercaron al grupo de seguidores, unos que ya estaban en línea de cal de la cancha y el resto que los separaba una malla de la cancha 2 de El Barrial donde se entrenaba el equipo.

Barra y Valdez les pidieron buen comportamiento, o bien, que abandonaran la zona exterior en las que se encontraban los seguidores, que ya habían incomodado a los jugadores.

Unos 25 minutos después llegó la Policía Estatal con seis elementos para resguardar el acceso principal. Pero no pasó a mayores. Los seguidores se quedaron a presenciar la práctica regenerativa con buen comportamiento.

Al final del entrenamiento, ese grupo de aficionados se dirigió al acceso principal para esperar a sus ídolos a los que animaron de cara al derbi, e incluso, al propio Chupete para aclararle la situación.

“Suazo no nos entendió, es puro apoyo”, aseguraron los hinchas a Cándido Ramírez cuando a la salida detuvo su auto para atenderlos, antes de disponerse a abandonar las instalaciones de El Barrial.