Arévalo dice que son de experiencia y no deben presionarse

El mediocampista uruguayo de Tigres dijo que la presión la deben tener sólo los jugadores inexpertos.

Egidio Arévalo - Tigres
Egidio Arévalo - Tigres

Monterrey, N.L.

Dos derrotas, dos triunfos y un empate, es la marca que Tigres tiene en casa este torneo, sin duda algo que no ha llenado del todo a una afición que, para Tuca Ferretti, presiona a sus elementos cuando están en la cancha.

Ante este tema, Egidio Arévalo señaló que los jugadores no deben de presionarse porque ya son futbolistas grandes y de experiencia, si hay que entender a alguien que le suceda esta situación sería sólo a los jóvenes inexperimentados.

"Creo que ya somos bastante grandes para eso (sentirse presionados en casa), si hay algún jugador joven que le puede pesar el tema de la localía o eso cuando la gente empieza a gritar o demás yo creo que lo asumimos.

"Siendo jugadores de experiencia, jugadores de mucho nombre yo creo que tenemos que ser conscientes de lo que nos enfrentamos. Yo me he sentido cómodo jugando de visita o de local, siempre juego de la misma forma y la presión no la he sentido en ningún momento", expresó el uruguayo.

"Cacha", habló de cómo él maneja esa presión que para Ferretti existe y es algo que impide el buen desarrollo de los jugadores.

"Uno trata de maneja su experiencia, hablarle a los compañeros en el partido, hay veces que se escucha, otra veces no, porque el aliento de la gente es muy bueno para todo pero la verdad que necesitamos manejar un poco más la ansiedad de local.

"Porque hay veces que nos desbocamos todos, nos vamos todos para arriba y podemos dejar muchos espacios para el contragolpe", comentó.

Y de calificar a la liguilla, ¿cómo deberá de jugar Tigres en casa?, se le preguntó al uruguayo.

"Primero hay que clasificar en la liguilla, que es lo importante, después sabemos que dentro de la liguilla puede pasar cualquier cosa, ahí trataremos de hacer las cosas mejor de lo que hicimos ahora de local para aspirar al título", sentenció.

De esta manera es como un mundialista, que es de los más sólidos en el equipo auriazul, piensa de esa presión que debe de quitarse en el equipo felino si quiere al menos aspirar a una liguilla y hacerse fuerte en casa.